Saltar al contenido

Citron in Blue

Tenemos una nueva imagen de un proyecto realizado con lanas Schoppel Wolle de una de nuestras arañitas: un Citron en azules Lace Ball Stone Washed que le ha quedado precioso a Anisor, y si no, juzgadlo vosotras mismas:

Veo que no fui la única que acabó haciendo picos en el bloqueo… porque no sabía cómo ponerlo x-D

El patrón, por si alguien se anima, es libre y lo podéis encontrar aquí en inglés. Es modular con lo que se puede alargar todo lo que sea necesario y no es nada complicado.

¡Gracias por la foto Anisor!

 

Proyectos en reposo

¿A que alguna vez os pasó eso de empezar un proyecto y lo habéis dejado a medias durante muchísimo tiempo antes de terminarlo?

Pues colocando las cosillas de tejer, encontré este chal al que he llamado «Manta» por el tamaño que tiene. Su patrón es el Crown Prince’s Square Shawl que se puede encontrar en el libro Knitted Lace of Estonia.

Para terminarlo me quedan como unas 10 vueltas de la parte de arriba y hacerle el reborde. A ver si me animo, que lo vuelvo a ver con buenos ojos.

Y vosotras, ¿qué tenéis por ahí parado?

 

Novedades Schoppel Wolle

Hoy hemos recibido lanas nuevas de Schoppel Wolle que ya podéis encontrar en Téjeme. Entre ellas están las siguientes:

Lace Ball Schokocreme: 800 metros de lana en tonos crema de chocolate, 75% lana virgen, 25% acrílico, lavable a máquina.

Lace Ball Schokocreme de Schoppel Wolle en tejeme.com, 800 metros de lana en tonos crema de chocolate

Zauberball Grün Orange Tick: 420 metros en tonos verde, naranja y crudo, 75% lana virgen, 25% acrílico.

Zauberball Grün Orange Tick de Schoppel Wolle en tejeme.com, 420 metros en tonos verde, naranja y crudo

Zauberball Stärke 6 durch die Blumen: la versión más gruesa de esa mezcla preciosa de blanco roto, verde claro y rosa. 400 metros, ovillo de 150 gramos, 75% lana virgen, 25% acrílico.

Zauberball Stärke 6 durch die Blumen de Schoppel Wolle en tejeme.com, a versión más gruesa de esa mezcla preciosa de blanco roto, verde claro y rosa

Crazy Zauberball Fliederduft: literalmente «perfume a lilas». 420 metros, 100 gramos, 75% lana virgen, 25 % acrílico.

Crazy Zauberball Fliederduft de Schoppel Wolle en tejeme.com, varios tonos de lila. 

Crazy Zauberball Flussbett: todos los colores del lecho de un río en 420 metros, 75% lana virgen, 25% acrílico. ¡Preciosa!

Crazy Zauberball Flussbett de Schoppel Wolle en tejeme.com, todos los colores del lecho de un río en 420 metros de lana.

Y en septiembre llegarán las novedades del 2011 entre las que hay unas combinaciones de color nuevas que… ya os contaré, o mejor dicho: ya las veréis 😉

 

 

Animales peludos: la alpaca

Hace un par de veranos, por motivos de trabajo viajé por toda Asturias y en un lugar aparqué junto a un prado donde había cinco animales con cara de chistosos, peludos y que te miraban con lo que podría llamarse «un aire cachondo».

Saqué esta foto donde es difícil apreciar a los animales pastando tranquilamente:

Alpacas en Asturias

Por aquel entonces no tenía muy claro lo que eran pero hoy ya lo sé: eran alpacas.
Es un poco extraño encontrar en España estos animales de origen andino, pero cada día surgen más granjas dedicadas a su cría y, por supuesto, a la obtención y comercialización de su lana, no en vano es una fibra increíblemente suave, cálida y ligera.

En cuanto a esa fibra, la alpaca se diferencia en dos razas: la huacaya -más común, de gran densidad , esponjosidad y de fibras cortas- y la suri -menos habitual, de pelo largo, creciente en torno al cuerpo del animal formando flecos, más sedosa y brillante-.

Si su lana es sedosa, muy resistente y apreciada ya de por sí, la conocida como baby alpaca, en lo que respecta a la calidad, es la fibra procedente de la primera poda de la alpaca, muchísimo más suave.

Podemos encontrar alpacas marrones, negras, blancas y grises, obteniendo de sus mantos fibras ideales para utilizar en sus tonos naturales o destinadas al teñido.

Alpaca

Si llega a ser hoy, me hubiera acercado un poco más a contemplar a los animalillos y sacarles unas cuantas fotos más de cerca. Puede que hasta hubiera intentado acariciarlos, eso sí: con cuidado que escupen 😉

Un libro, un proyecto, un año

Entre los libros de punto que hay en mi pequeña biblioteca -un hueco de una estantería pequeñita- hay uno al que le tengo mucho cariño. Se titula Knitted Lace of Estonia y está plagado de chales y estolas con motivos calados y nupps.

Se puede encontrar aquí en Amazon.

Lo tenía desde hace tiempo pero no me había atrevido a empezar ninguna cosilla de las que trae pero hace más de un año me surgió la idea de un proyecto singular: algo distinto que fuera capaz de darle un toque personal a un traje de novia.

Y lo encontré aquí. Fue una mezcla entre el Queen Sylvia y el Madli’s Shawl y  tejerlo fue un auténtico dolor -de muñecas- porque pensé que no lo terminaría a tiempo.

El capricho fue tejido con unos 1200 metros de lace color vino, lleva unas 800 y pico bolitas plateadas introducidas una a una en los puntos correspondientes y pudo ser lucido como un complemento precioso. Aquí un detalle:

El libro es muy recomendable para amantes de los chales y estolas medianamente complicados y es que todos sus diseños no dan un minutos para aburrirse. La única pega es que esta en inglés, pero merece mucho la pena.

El proyecto se llevó el primer premio en el Concurso de Creativa «De la Bufanda al Chal».

El año hace que lo lucí como orgullosa tejedora y novia el día de mi boda 😉

Y vosotras, ¿os animáis con el Estonian Lace?

Del huso a la rueca en un pispás

He caído en la tentación de mala manera: ¡me he comprado una rueca!

Es viejecita, está manca -hay que reparar una pieza rota- pero funciona increíblemente bien. Sólo me falta que el hilo salga siempre del mismo grosor, pero… no vamos a pedir peras al olmo y vamos a ir poco a poco 😀

Había oído tantas cosas de gente que se dedica al hilado que me apetecía probar, como ya visteis con las imágenes del huso que puse hace poco, pero lo de la rueca… es otro mundo.

Es algo así como sentarse en una banqueta pequeñita para quedar a la altura justa del pedal y comenzar a pedalear. Lo gracioso es que mientras más te centras en el movimiento de la rueda, peor te sale y no hay mejor manera que abstraerse en los pensamientos propios para que aquello vaya como un tiro: ¡¡¡en dos días conseguí dominar pedal-rueda-lana!!!

Así que estoy de un contento que no veo y es un increíble ejercicio de relajación con el que se pueden pasar horas. El resultado:

A ver qué tejemos con ello 🙂

 

Sólo me queda una duda: ¿dónde estaría la famosa aguja con la que se pinchó la Bella Durmiente? Porque, por más que miro, no localizo aguja alguna en esta rueca  x-)

Casi desde el principio de un ovillo

Esta mañana he recogido un paquete dentro del cual venía un huso, fibra para hilar y unas madejas preciosas Greta & the Fibers y nada más ver el contenido no he podido resistir la tentación de buscar información sobre cómo convertir la fibra en hilo.

He encontrado este vídeo que me parece muy bueno y quiero compartirlo con vosotras, por si os animáis 😀


 

Por cierto que no queda la cosa en el huso y… ¡¡¡estoy esperando una rueca!!!

 

Ya no hay excusa…

… para no llevarse la labor a cuestas: ¡¡tenemos bolsos!!

O al menos bolso porque al estar hechos a mano van poco a poco.

Hace tiempo que tenía unas ganas terribles de tener un bolso de tamaño adecuado para poder llevarme las agujas largas conmigo -aunque ahora con las circulares, ya casi me sirve cualquier bolso-.

En esa búsqueda del bolso adecuado me encontré con una maravilla del siglo XIX conocida como Carpet Bag o también Tapestry Bag, en relación a la fuerte tela de tapicería con la que estaban hechos.  Ciertamente, era el bolso favorito de Mary Poppins, pero tenía sus motivos ya que ¡¡¡ entra de todo ahí dentro !!!

Encontrarlos hechos ya era otra cosa, así que puse manos a la obra y lo modifiqué un poco para poder llevarlo al hombro. Y ya van unos cuantos 😀

Además, ahora que encontré un lugar que vende boquillas de madera y metálicas del tamaño adecuado, cada vez me gustan más.

Espero poder hacer más modelos en breves y que os gusten 😉

El de la última foto es el modelo Aurora que podéis encontrar aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse sobre el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies