Bobbel Cotton en Téjeme

He estado llorando a la única casa que conocía que tenía estas bobinas de algodón lo que no os podéis ni imaginar para tenerlas en nuestra tienda, quizás durante unos tres largos años, infructuosamente, y de repente un día, me llegó un email de uno de nuestros proveedores con esta imagen:

 

Bobbel Cotton de Wolly Hugs en Téjeme

Y se me pusieron los ojos como el emoticono del gato con el par de corazones del wassap porque es que son una auténtica pasada.gato

Tenemos ovillos con degradados, con cambios de color hechos a mano, con  manchas, con variaciones múltiples, pero tener un cambio progresivo de principio a fin de la misma pieza… aun no teníamos nada y a mi es que me tiene loca ese tipo de colorido, no lo voy a negar, porque todo el mundo sabe que soy fanática de los chales y no hay nada más chulo que un chal que tenga ese tipo de degradación cromática.

Bobbel Cotton de Wolly Hugs en Tejeme.comHe visto chaquetas y jerseys tejidos con estas mismas piezas y os juro que la gente tiene una paciencia infinita porque a la hora de hacer las mangas se ha de tejer con pequeños trozos sacados de la misma hebra del cuerpo para que tengan la misma degradación cromática que el cuerpo y eso -permitidme la expresión- es la hostia de la paciencia. Yo soy más de tejer prendas sin costuras, todo recto, y, en los casos en que las he tejido con estos conos, las mangas iban con lo que tocaba de la bobina, en otro color. Pero hacerlo continuo es posible, paciencia infinita mediante.

Ejemplo chal tejido con Bobbel Cotton de Wolly Hugs

¿Y cómo está hecho esto?

Pues básicamente son una combinación de hilos que comienza y termina con el mismo color y por el medio va cambiando un hilo de cada vez cada cierto metraje. Este cambio genera pequeñas variaciones que hacen que nos vayamos encontrando con esas graduaciones tonales a lo largo de toda la pieza.

Además vienen preparados para que los empecemos por donde más nos guste, por dentro o por fuera.

¿Queda algo por saber?

Sí, claro. Hay que tejer todos los hilos juntos y esto se teje con agujas de 2’5-3’5 mm para punto sencillo. Si queréis hacer trabajos de calado podéis llegar a utilizar hasta un 4’5 mm, al gusto.

El material con el que están realizados es un 50% algodón y otro 50% poliacrílico, para lavarlo, el fabricante recomienda máximo 30 grados y no utilizar lejía.

Vienen en bobinas de 200 gramos y son 800 metros que a mi me han dado para un jersey talla 46 y me ha sobrado un poquito.

Y si aun queréis más, Woolly Hugs, la casa de la que vienen, da dos patrones gratuitos y ha sacado una línea de patrones para estas piezas que podéis adquirir en la web de Veronika Hug con un precio bastante asequible, eso sí, en alemán.

Ejemplo de Chal tejido con Bebbel Cotton de Wolly Hugs

Ahora sólo queda que os decidáis a escoger y los tenéis disponibles en Téjeme en la sección Woolly Hugs.

¿Cuál es el vuestro? O los vuestros… 😉

Ejemplo de Bobbel Cotton en chal tejido con dos agujas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse sobre el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies