Saltar al contenido

11 del 11 ¿Soltera y con «ganchillo» ?

¿solteras o sueltas?

Parece ser que este 11 de noviembre es un nuevo hito en el marketing que no queremos perdernos, pero tenía curiosidad por saber el origen de este acontecimiento, que en unos años más será otro referente de compras.

La verdad es que me ha resultado interesante, porque es el día de los solteros… porque en sus inicios, cuando la universidad de Nankín en 1993 inició este día, solo lo enfocó al género masculino… ¿tal vez para que ellos llenaran su vacío, su hueco emocional con productos electrónicos? Parece ser que sí, porque es lo que se promociona en este día, o es lo que se comenzó a hacer, si la wikipedia no nos engaña.

regando sueños, creando mundos

Pero, ¿qué tal si le damos la vuelta y celebramos esa red femenina de mentes solteras, que no se casan con nada, pero enlazan con todo y que aman intensamente y enganchan el hilo de la vida con decisión? Tejer es un acto de energía femenina, porque une en la diversidad, porque expresa esa particularidad que nos hace únicas y únicos, y genera red, tribu, conexión…independientemente del género o la edad.

Diosa femenina de la tierra

Además, os confieso que números y sincronías me fascinan, y este año el 11 11 está muy presente en cada cosa que hago, así que saco la brujilla que llevo dentro y os propongo un código promocional de 11 11 para que os suméis a su magia y así en todas las compras que se hagan el 11 de Noviembre lleven un 11,11% de descuento y un regalo sorpresa!

Tutoriales y patrones para calcetines

Llegamos a la parte más práctica y es el momento de ponerse manos a la obra. Os voy a dejar enlaces a blogs, y a patroness para que tengáis un poco de todo y conectéis con algunas maestras de este arte.

Hay muchas opciones, así que te proponemos que si

  • estas empezando de cero el blog desoywoolly te puede resultar muy interesante para aprender a hacer distintos tipos de puntos o proyectos
  • en el blog de Siona encontraréis desde tutoriales muy bien explicados hasta patrones.
  • y si lo que necesitáis es un patrón os sugiero algunos de los patrones que más éxito tienen en Ravelry, como este en inglés con patrón gratuito y muy sugerente. Porque yo me imagino una de las lanas de Schoppel Wolle, por ejemplo usaría la Zauberball Fuchsienbeeta ¿os lo imagináis? Yo sí!! Tampoco sería mala idea para los que busquen algo más original el probar este patrón, también en inglés y gratis, y en este caso elegiría posiblemente una Zauberball 100 Teezeremonie..
  • Si no nos importa pagar un poco para tenerlo en español, tenemos este o este otro como novedad también en Ravelry.

Finalmente queda hablar de esas pequeños elementos que nos ayudan tanto en el avance de nuestros proyectos al hacernos la vida más fácil y al brindarnos un apoyo que puede resultar esencial. Y de qué hablamos, sí, lo habéis adivinado, los marca puntos y la aguja lanera para esconder los hilos al final. Un cuenta vueltas es también una opción muy recomendable para que la experiencia sea como deseamos.

Materiales para preparar tus Calcetines

En esta ocasión vamos a analizar los elementos que se van a necesitar para tejer unos calcetines.

Hay dos cosas imprescindibles: las agujas de tejer y la fibra a utilizar. Lo demás son accesorios que nos facilitarán el camino en ese objetivo de disfrutar de la actividad textil. Lo que nos inspira es la fibra, su color y su textura son los que nos empujan a devorar el camino.

Realmente hay muchas técnicas distintas para realizar calcetines. Desde el crochet hasta las agujas circulares. Haremos un breve análisis sobre las técnicas los pros y los contras y las agujas usadas. En una segunda parte analizaremos las lanas que más se adaptan a cada una de las técnicas y por último hablaremos sobre los accesorios que nos ayudan a hacernos la vida más fácil.

Para hacer calcetines, vemos que hay dos tipos de agujas que triunfan, ya que facilitan el trabajo y las posibilidades de hacer un diseño con todos los refuerzos necesarios. Aunque se pueden hacer en dos agujas y en ganchillo, generalmente las opciones con más seguidoras y que enganchan, se dan con las agujas circulares y con las agujas de doble punta…

Por eso os propongo que volquéis vuestras opiniones sobre los pros y contras en los comentarios.

Se podría simplificar en que las circulares hacen el camino más fácil a las personas que se inician en esa técnica, y que las de doble punta ayudan a resultados más precisos y técnicos si bien, al final la realidad es otra, porque depende mucho de las habilidades personales y de esa infinidad de matices que nos proporcionan las distintas agujas que encontramos en el mercado, pues podremos elegir entre agujas metálicas o de madera, que nos permitirán un deslizamiento más rápido o más lento y en el que se unirá la fibra elegida y el peso de las agujas.

En cuanto a las fibras que podemos elegir, generalmente es importante dos factores, la mezcla de la materia prima, y el grosor de la fibra. Los acrílicos hacen sudar mucho al pie porque no permiten una correcta respiración de la piel, y por su parte el algodón tiende a ceder y con el tiempo los calcetines se desajustan. Lo ideal es que tengan un poco de hilo cuya torsión sea constante, por eso tal vez, los que más triunfa son aquellos hilos que mezclan con poliamida o nylon. Además, la resistencia viene de la cantidad de cabos. Si una cosa he aprendido del fieltro es que la resistencia difiere de la lana hilada por la torsión de la lana, es lógico pensar que la cantidad de cabos refuerce esto. Volviendo a las materias primas, la lana es siempre la reina. Aunque ahora tenemos otros elementos alternativos en la misma línea como la alpaca o la seda, la lana siempre es la más fácil de encontrar, con un precio que sea interesante y que ya en sí misma suma todas las características que se buscan en el cuidado de nuestros pies y en la hechura del calcetín: buena temperatura en todo el año y en todo momento, resistencia y flexibilidad. Ahora bien, si queremos una mezcla que lo haga un poco más resistente en el tiempo, quizá con una mezcla de poliamida, mejor que nylon, puesto que aunque ambos son polímeros, el primero es mucho mejor para el medio ambiente, al degradarse naturalmente una vez deja de ser usado. Una puntualización sobre esto, una de las cosas que me gustó siempre de Ana y de Téjeme es que, sin darse bombo sobre este punto, los productos que hay en su tienda son de calidad, como las lanas. una interesante elección basada en la calidad, apostando por marcas que suman certificaciones de origen y que buscan un impacto positivo en el medio ambiente. Es en el tema de las fibras elegidas, donde tenemos nuestra oportunidad de ser partícipe de apoyar un cambio positivo en el impacto del medio ambiente del mundo textil. Pagar un poco más por una calidad que nos da mucho, muchísimo más, merece la pena. Los colores y diseños son increíbles, pero es que además, aportamos nuestro granito de arena al medio ambiente, tanto ahora como de futuro, porque al tejer estamos creando una prenda de vestir de energía circular, que podrá degradarse sin hacer daño al medio ambiente.

Ya no incido más en esto, pero como defensora de esta línea no podía dejar de aprovechar la oportunidad.

Bueno dejo para la siguiente parte los accesorios que vienen bien para tejer los calcetines, y ya en la última parte os pondré enlace a parte de material que hay por internet, para que podáis acceder a tutoriales y diferentes tipos de patrones.

El misterio de los calcetines…

Como antropologa no puedo resistirme a abarcar un tema desde sus orígenes, es un defecto que tengo. Así que me tendréis que disculpar si esta parte no despierta vuestra curiosidad.

Por otro lado deciros que en este artículo quiero dar una visión circular sobre este elemento tan curioso y fascinante, tan importante para nuestra salud y bienestar físico como emocional, porque, despierta muchas pasiones y es la puerta a muchos misterios.

Se me ocurre pensando en los misterios, que igual si se tejen los calcetines estos tengan menos tendencia a desaparecer, pero eso ya nos lo diréis vosotras, queridas tejedoras. Porque más allá de que los calcetines se los trague la lavadora, me da que hay duendes que los coleccionan…

Desde aquí podéis ir al artículo de esta foto

Entonces, ¿dónde se originan los calcetines por primera vez? parece ser que los restos más antiguos conservados pertenecen a los egipcios y están hechos en ganchillo. Pero antes de esto, la idea parece surgir en resolver una necesidad básica que como indica el artículo de Curiosfera no fue tejido sino hecho con la técnica de fieltro, que fue la técnica primera de uso textil… en fin, que aunque no queden muchos vestigios o pistas, se sabe que los egipcios ya hacían algo parecido a los calcetines, si bien no se se sabe si conceptualmente lo tenían como calcetines, no obstante en el siglo III, ya se empiezan a usar los calcetines elásticos, que van pasando de la necesidad de hacer menos insufribles las rozaduras a ser una prenda propia de belleza, alargándose hacia el muslo y dando pie a las calzas y más tarde a los calcetines tobilleros, hoy son una parte básica de nuestra indumentaria.

Esto nos lleva a un tema clave y realmente revolucionario, el de usar técnicas que ayuden a crear calcetines bien ajustados, en puntera como en talón, a poder decidir si queremos que tenga una caña más ajustada o no.

Y esto es importantes porque el resultado de tener un calcetín más confortable nos aportará una mayor salud mental (no hay nada peor que no estar cómodo con nuestros calcetines, ya sea porque aprieta poco o porque no nos gusta que se desajusten), pero además el calor, la transpiración y los olores son tres cualidades que debemos tener presente a la hora de elegir el hilo con el que hacer nuestros calcetines. La lana o la seda tienen esas cualidades optimas que nos aportan una respiración optima de la piel, una absorción perfecta del sudor y que mantienen a la temperatura adecuada nuestros pies. Pero además de todo esto nos evita los temidos olores de los pies, ya que la lana tiene un papel antibacteriano que es esencial en este resultado, como bien saben aquellos que practican deportes de alpinismo, donde la lana es un imprescindible.

Dicho todo esto pues volvamos a los misterios tejeriles. ¿Qué técnica es más sencilla? ¿Depende de las agujas? ¿Qué lanas son las mejores para obtener unos calcetines realmente confortables?

Soy perfectamente conscientes que no hay unanimidad en las respuestas y que es todo muy personal. Así que te animo a ser parte de este debate mientras preparo el siguiente capítulo en donde encontrarás las agujas y las lanas que más nos gustan, con diferentes enlaces a tutoriales dependiendo del tipo de agujas utilizadas.

Nuevos inicios

Con gran ilusión tomo el relevo de Ana, este año en el que Tejeme cumple 8 años… ese número mágico que lleva a este inicio a este guiño del destino, que ha hecho que Ana y yo nos entendamos tan bien.

Mi nombre es Inés, y llevo años dedicada a la lana, aunque mi naturaleza me ancló a los orígenes de las fibras y algunos me conoceréis por el proyecto de Feltai en el que recuperamos la lana de las ovejas xalda de Asturias o del blog de RedDeLana en el que podéis encontrar información sobre la lana y sus propiedades y algunas otras reflexiones. Pasé un poco de largo por el tema del tejer y las agujas y no por falta de amor, eso seguro. Conozco bien las fibras desde su origen, y hasta he hecho mis pinitos en algún momento en hilado y en tejer con agujas…

Así que id preparando energías, agujas y lanas porque os vamos a hacer propuestas de creatividad, vamos a organizar talleres por Asturias y muchas otras acciones en las redes para irnos conociendo y para que Tejeme siga siendo ese espacio de referencia que busca mimaros y guiaros por el mundo tejeril y ahora también por los caminos del fieltro o del ganchillo… Así que ya sabéis, empezad a proponer o estad atentas a las novedades y aquí me tenéis para lo que necesitéis!!

Téjeme cumple 8 años

No sé si os lo creeréis pero he olvidado mi aniversario de bodas.

No yo sola, mi costillo también, y sólo nos acordamos cuando nos felicitaron amigos y familiares. Y es que llevamos una temporada que madre mía.

Como no iba a ser menos, se me ha olvidado, pero sólo un poquito, el aniversario de Téjeme: el pasado 14 de febrero, cumplíamos 8 años. ¡¡¡OCHO!!!

8 cumpleaños Téjeme

Y es que este último año ha sido de los que te hacen querer tirar la toalla, dejarlo todo, salir corriendo  y no mirar atrás, pero cuando te paras y miras, te encuentras conque sólo los buenos recuerdos permanecen y merece mucho la pena seguir adelante.

En estos últimos  8 años – ¡¡¡¡¡desde aquel 2011!!!!!- que llevamos intentado acercaros las cosas que nos gustan, nos ha pasado de todo, o casi, pero sobre todo nos ha pasado nuestra clientela: sois lo mejor del mundo.

Desde quien recibe su pedido en silencio a quien nos llama cada vez que recibe sus cosillas, que no sabéis cómo nos gusta.

Porque esto del comercio online es lo que tiene, que es raro que puedas poner voz y cara a tus clientes y que ellos te puedan poner cara a ti. Parece una cosa fría, lo del comprar a través de una pantalla, un mero traslado de mercancía de un punto a otro, y esto es una cosa que desde el principio siempre tuvimos claro que no queríamos que fuera así: queríamos ser la tienda de al lado de casa a la que pudierais llegar desde cualquier pantalla, pero una tienda de al lado de casa donde pudierais encontrar todo lo que necesitaseis. Y que nos conocieseis.

mononoke

Dice Manuel «que no ponga estas fotos, que tenemos que dar imagen seria» -me va a matar, lo sé, pero por eso nos llevamos tan bien-, pero os voy a decir una cosa: prefiero daros un servicio serio y seguir compartiendo humor, sonrisas y buenos momentos.

En cierto sentido, creo que lo hemos conseguido. Lo de ser la tienda de confianza de al lado de casa y voy a ser un poquito orgullosa y deciros que me presta por la vida cuando llamáis por teléfono para decirme que venís de Amazon porque no os convence comprar algo allí, lo tenemos nosotros y nos escogéis a nosotros. Y es que no somos una mera plataforma de venta y siempre estaremos detrás de cada pedido para aclararos dudas, contestar los email e intentar que, lo que compráis, se adecúe a lo que necesitáis. Del teléfono ya no os digo nada, porque hay veces que se hace imposible cogerlo, lo de tener niños, andar de médicos y esas cosillas que llaman «conciliación» y que yo llamaría simplemente «vida», eso sí, siempre os devolveremos la llamada 🙂

opiniones téjeme

Estamos orgullosos también de ser proveedor de otras tiendas. No sé si lo sabíais pero no sólo vendemos Schoppel Wolle a tiendas si no que también ofrecemos Addi y Knit Pro, y sí, una vez más se nos pone la sonrisa cuando os decimos que somos la tienda con mayor catálogo de agujas disponibles, al menos en nuestro país, ya que lo tenemos todito.

Empiezas con la ilusión de ser una tienda de «lanas» y el tiempo acaba llevándote por caminos que no pensabas y centrándote o especializándote en cosas concretas, en nuestro caso el tema de las agujas y demás complementos. Preguntadnos lo que queráis, tenemos un máster de 8 años en este tema y nos encanta cuando nos decís, tras recibir y usar vuestras cosillas, que efectivamente era lo que necesitabais.

Y si habéis leído hasta aquí, enhorabuena: sois la leche merengada y por eso os queremos tanto.

Así que durante toda esta semana, del 11 a 17 de marzo, introduciendo el código «8GATOS» en el carrito de compra, tendréis un descuento directo del 15%. Sin compra mínima.

Aprovechad y haceros con ese juego que tanto os gusta, que no lo vais a encontrar en mejor oportunidad 😉

Espero que sean al menos 8 años más.

Gracias por estar ahí y vernos y ayudarnos a crecer :-*

Cables para agujas intercambiables

Hace unos días, me dejabais una consulta sobre los cables para las agujas intercambiables a raíz de esta entrada sobre agujas en nuestro blog y aquí os dejo mi punto de vista y alguna información al respecto ,que espero, os pueda ser de utilidad.

Cuando adquirís unas agujas circulares pueden ser de dos tipos: fijas o de puntas intercambiables.

Symfonie agujas circulares fijas

Las agujas circulares fijas, como las Symfonie Wood de Knit Pro que aparecen en la imagen de arriba, tienen la característica de que, como su propio nombre indica, son de cable fijo.

Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por un lado y como ventaja está el que podéis encontrar grosores de aguja más fijos de los que encontraréis en las agujas intercambiables.

¿Por qué? Luego os lo explico.

Otra de las ventajas es que el cable no se soltará nunca, a no ser que venga con algún tipo de error de fabricación y se despegue de la conexión con la punta, cosa que no debería pasar. Si esto os sucede, no dudéis en poneros en contacto con la tienda donde las adquiristeis, pues el fabricante admite los productos defectuosos y los cambia.

La infinidad de materiales y medidas en los que podéis encontrar estas agujas circulares es enorme: metal, madera laminada, bambú, fibra de carbono… al gusto.

Las medidas van desde los 20 cm de las Addi más pequeñas a los 150 cm de las que yo conozco como más largas, fabricadas en cualquiera de las marcas.

Addi circular needles 20 cm

Como desventaja está el hecho de que se deberá de tener una aguja para cada medida que necesitemos y posiblemente varias longitudes del mismo grosor de aguja.

 

Respecto a las agujas circulares intercambiables, mis preferidas, una de sus principales ventajas es la versatilidad: se tiene una serie de cables y las puntas y se intercambian unos con otros en combinaciones múltiples que se adapten a nuestras necesidades. El principal inconveniente que tienen es que hay un tamaño mínimo debajo del cual no vais a encontrar grosor: los 3 mm.

¿Por qué? Sencillo: los enganches requieren un espacio mínimo donde poder acoplarse y son esos 3 mm. Por debajo de estas medidas, estamos obligados a recurrir a circulares fijas.

aguja intercambiable Zing Knit Pro

Estas agujas, unas puntas intercambiables de largo normal Zing en la imagen superior, se venden por separado o por juegos y mi consejo siempre es el mismo cuando me preguntáis qué debéis comprar: depende del grosor que soláis tejer habitualmente.

– Para grosores finos, los Starter Set viene en medidas de 4,5 y 6 mm y pueden ser un buen punto de partida a la hora de comenzar.

– Para grosores gruesos, los Chunky Set son lo que necesitáis, pues vienen con las puntas de 9, 10 y 12 mm. Gordísimas. No suele ser lo habitual usarlas pero hace un par de años, se puso de moda el tejer con lanas super chunky -muy muy gruesa de cabo-y esto es lo que necesitaréis para ello.

– Si tejéis de todo y queréis tener un juego completo ya, lo ideal es comprar un Deluxe set.

Deluxe Set Symfonie

– Si es la primera vez que utilizáis agujas circulares intercambiables, mi recomendación es que compréis unas, un grosor, para probar y que os vayáis haciendo al trabajo con estas agujas y aquí es donde os surgen la mayoría de las dudas.

Las puntas de  aguja intercambiable se venden por numeraciones o grosores y vienen de dos en dos. Lógicamente para trabajar necesitaréis las dos agujas y no se van a vender por separado. Lo que no viene con las puntas son los cables.

Y aquí la duda que me dejabais en el blog:

Los cables flexibles para agujas intercambiables

Lo esencial cuando compráis unas puntas, es comprar los cables del mismo fabricante que las puntas ya que cada uno tiene su propio sistema de enganche y no podréis meter unas agujas Knit Pro en un cable Addi, ni unas puntas Addi en un cable Hiya Hiya.

Cablespara puntas de agujas intercambiables knit pro

Estos cables  están hechos de un tipo de plástico/vinilo/llamémoslo X «flexible», lo cual no quiere decir que sea una goma que permita doblarse totalmente, si no que se puede «flexar» hasta cierto punto.

Si me preguntáis cuál es mejor, desde mi punto de vista los de Knit Pro son más rígidos que los de Addi. Los de Hiya Hiya los he probado y me gustan pero no me gustan por el doble rasero de enganche que tienen para las agujas y que podéis leer en el artículo sobre las agujas que os menciono arriba.

Addi tiene la ventaja de tener cables de 40 a 200 cm mientras que Knit Pro sólo se mueve de los 40 a los 150 cm. Otra de las ventajas de Addi son los cables Addi Sos, que vienen con un espacio para pasar «lifelines», esto es pasar una hebra de otro color cuando vas tejiendo para marcar un punto determinado en un patrón. Es interesante si se tejen piezas complicadas pues podremos deshacer hasta donde pasamos esa línea salvavidas sin riesgo de perder toda la labor.

cables Addi Sos

La desventaja de los cables de Addi es que no traen topes. En los blíster sólo se vende el cable, el juego de cables y el conector, pero no los topes, los de esta casa hay que comprarlos a parte, eso si, son muy monos los Addi Heartstoppers.

El tema de los conectores  es importante: las medidas de los cables están limitadas por su largo pero se pueden empalmar gracias a los conectores. De igual manera, no podréis usar un conector Addi con un cable Knit Pro ni al revés.

conectores de cable knit pro

 

En la imagen de arriba podéis ver los conectores para cables Knit Pro, con sistema de rosca. Básicamente son los 3 tubitos plateados que os permitirán enroscar los cables para hacerlos más largos. En la parte de abajo podéis ver cómo queda el «enlace» entre cables.

Importante: la longitud de los cables

No es la primera vez que alguien compra un cable y llama a la tienda muy cabreado porque el cable no tiene las medidas que ha comprado: sí que las tiene, principalmente porque el largo del cable se mide con las puntas montadas. Esto es una cosa importante que desgraciadamente se cuenta poco y, si no se sabe, es lógico que sea motivo de cabreo.

La gracia es que al haber dos largos de puntas, el Normal de 128 mm y el Especial de 100 mm, ¿con cuál de las medidas se alcanza dicho largo?

Esa es una buena pregunta. Normalmente las referencias se toman con el cable de 40 cm y las puntas cortas, en Knit Pro.

Supongo por lógica que es un tema de evolución en la fabricación de agujas de cada casa: tomar las medidas como punta de referencia con las primeras agujas que se crearon. Así supondremos que las medidas de Addi serán con el largo de las puntas Addi Basic, que son el mismo que el resto de sus agujas salvo las Addi Lace. La cosa se complica.

Y se sigue complicando porque por ejemplo, las agujas de mayores grosores, creo recordar que a partir de los 10 mm, son más largas y sobrepasan esos 128 mm con lo que el tema del largo de los cables no deja de ser una estimación ya que dependerá siempre de las puntas que utilicemos. Tiene gracia, pero aun así sólo podremos comprar cables de 40, 50, 60, 80, 100, 120, 150 cm, -aproximadamente-.

Por último, alguna recomendación

Cuando compréis cables, siempre siempre que sean de la misma casa que la punta de aguja.

No baséis la compra en los cables si no en las agujas que son el instrumento realmente importante.  Al fin y al cabo, el cable únicamente sustenta los puntos.

Es incómodo trabajar con un cable «rígido» pero es más incómodo aun trabajar con un cable inadecuado. La longitud del cable es quien os dará la comodidad a la hora de tejer, no su mayor o menor flexibilidad.

Muy importante: siempre hay que cuidar de los materiales. Si un cable se dobla más de la cuenta, generará un bucle viciado que dificultará el paso fluido de los puntos al tejer, y eso sí que es molesto.

 

Espero que esta pequeña reseña os sea de utilidad 😉

Puntos ideales para el frío

No se a vosotras pero a mi, cada vez que dan un aviso por temporal meteorológico, últimamente me da un poquito la risa:

«¡¡PRECAUCIÓN!! Bajan las temperaturas a los 10 grados y cota de nieve…. a 1200 metros»

Y te queda un poco cara de «vaya, será que ha llegado el invierno», pero dar un aviso de temporal y alertas porque nieve en las cumbres mas altas… Pero esta vez ha llegado de sopetón y, cuando «iba a llover un montonazo», nos ha caído una nevada de las épicas tal día como un 28 de octubre:

Nevada octubre

Se habla por aquí de la famosa «nevadona» que cayó en 1888 y otra bien gorda allá por los años 50 del siglo pasado. Desde entonces, no recuerdo que nevase en Asturias tanto como el año pasado ni tan pronto como este.

Así que como ayer fue día de manta y calefacción, echando en falta la cocina de carbón de mi madre, estaba pensando en el craso error de raparse la cabeza en octubre y que caiga la temperatura a un par de grados y  que necesitaba un gorro nuevo que abrigue más. A falta de pelo propio… pelo de oveja.

No sé si conocéis el Herringbone Stitch o Punto Espina,  tradicional de los jersey de pescadores normandos, pero para este frío es ideal: punto mullido, elástico y denso, calentín como él solo.

El año pasado hice este para mi tío y me da que me toca hacer otro para mi:

gorro herringbone stitch

¿Con qué lanas hacerlo?

Se puede tejer con cualquiera pero para abrigo abrigo, lo ideal sería cualquiera para aguja a partir de 5 mm, como por ejemplo las Alb Merino, Alpaka Queen o In Silk.

¿Y cómo se teje?

Pues es tan sencillo como en este vídeo que os dejo:

Espero que lo disfrutéis tanto como yo y os dé calorín;-)

Largo silencio

Hace tiempo que os tengo abandonadas y no ha sido por gusto.

La verdad es que no tengo demasiadas ganas de escribir nada últimamente, ni de tejer, ni de pensar.

Llevamos desde finales de la primavera luchando contra un cáncer y se te quitan las ganas de todo.

Es posible que os hayáis sentido un poquito abandonadas y la calidad de la atención en nuestra tienda haya bajado, y por ello os pido disculpas.

De momento, todo ha mejorado un poco y espero que poco a poco todo vuelva a su cauce normal después del susto.

Lo único que podemos hacer para resarciros de la falta de atención es dejaros un pequeño detalle en forma de descuento y deciros que seguimos aquí, pese a las circunstancias.

Código: SOBREVIVIMOS

Descuento sorpresa, lo dejaremos activo todo el mes.

Gracias por vuestra paciencia.

lazo rojo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse sobre el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies