Cómo tejer y fieltrar unas zapatillas de lana

By | 03/04/2013

Hace unos meses incorporamos a nuestro catálogo las lanas Wash+Filz-It de SMC y Wash Filz de Prolana, ovillos 100% lana virgen indicados para fieltrado en máquina y tejido de accesorios como pueden ser objetos del hogar, bolsos y lo que se os ocurra.

Pro Lana Wash Filz

Hoy os dejo un pequeño tutorial de cómo tejer unas zapatillas de lana y fieltrarlas en la lavadora con este tipo de lanas y una tabla de correspondencias para las diferentes tallas.

Tabla de conversión de medidas y puntos para tejer zapatillas y fieltrar en lavadora

Esta tabla está confeccionada por el fabricante SMC  para lanas Wash + Filz y puede aplicarse a otras lanas 100% que se tejan con agujas de 8 mm aunque es recomendable realizar una muestra para ver que coinciden las medidas y puntos, si no, se deberá de adaptar la lana a usar a las medidas indicadas en la tabla.

Cómo tejer las zapatillas

El modelo es muy sencillo: se comienzan por el talón y se terminan por los dedos. Llevan dos costuras: una en el talón y otra de remate para cerrar la parte de los dedos.

Zapatillas de fieltro tejidas

Se comienzan montando los puntos necesarios para la talla escogida en una aguja recta -o la misma aguja circular que vamos a utilizar para tejer la parte delantera usándola como si se tratase de una aguja recta, sin cerrar los puntos y tejiendo una vuelta al derecho y otra al revés-.

Tejemos en recto la parte abierta de la zapatilla, aumentamos los puntos necesarios para la embocadura de la zapatilla y continuamos tejiendo en circular la zona delantera de la zapatilla hasta alcanzar las vueltas necesarias para comenzar las disminuciones de cierre que darán forma a la parte delantera.

Para terminarlas, sólo es necesario coser el talón y los puntos que nos queden de puntera y luego proceder al fieltrado a máquina, secado y decorado.

 

Leer la tabla y adecuar a las medidas necesarias

En la tabla de arriba podemos encontrar indicaciones para tejer zapatillas de las tallas 22/23 a 46/47.

Como está indicado, son para lanas a tejer con agujas de 8 mm cuya muestra de un total de 12 puntos x 18 vueltas para 10 x 10 cm.

Hay que tener en cuenta que una muestra será la que dé al tejer y otra muy distinta, la que se consiga con el fieltrado.

Estas lanas darán una medida de 10 x 10 cm al fieltrar con 15 puntos x 26 vueltas.

Por ejemplo, para tejer unas zapatillas de la talla 22/23, interpretaríamos la tabla de la siguiente manera, leyendo por columnas hacia abajo:

- puntos: puntos totales a montar para comenzar a tejer las zapatillas por el talón y en recto. 24 puntos para la talla 22/23.

- vueltas: vueltas a tejer para la parte abierta de la zapatilla. 22/23: 22 vueltas.

- cm tejidos: equivalencia en cm de las vueltas anteriores de la parte recta. 22/23: 12 cm.

-aumento de puntos: puntos a aumentar para abrir la embocadura de la zapatilla antes de tejer la parte cerrada. 22/23: 2 puntos.

- puntos delantero: total de puntos a tejer para comenzar a tejer en redondo. 22/23: 26 puntos.

- vueltas delantero: vueltas a tejer en redondo para la parte delantera de la zapatilla, hasta llegar a las disminuciones del cierre. 22/23: 13 vueltas.

- en cm: equivalencia en cm de esa parte. 22/23: 19,5 cm.

- vueltas delantero: vueltas en las que realizar las disminuciones para el cierre de la puntera.22/23: 13 vueltas.

- vueltas hasta puntera: vueltas hasta realizadas hasta que comenzamos a tejer las disminuciones de los dedos. 22/23: 35 (22 de parte abierta mas 13 de la zona cerrada).

- cm totales sin fieltrar: cm que ha de medir la zapatilla antes del fieltrado. 22/23: 22 cm.

- cm después de fieltrar: los que quedan tras el fieltrado -medidas definitivas-. 22/23: 15,5 cm.

 

Ejemplo, zapatillas talla 22/23

Montamos 24 puntos y tejemos vuelta al derecho y vuelta al revés 22 vueltas o hasta que tengamos 12 cm. Aumentamos dos puntos de la embocadura y procedemos a tejer en redondo, todo al derecho, 13 vueltas.

Aquí debemos de separar los puntos de la parte superior e inferior de la zapatilla con marcapuntos: tenemos 26 en total con lo que 13 se corresponderán a la parte de arriba y 13 a la de abajo.

En las 5 vueltas siguientes que se corresponden a la parte de cierre de esta talla, tendremos que tejer dos disminuciones a cada lado de esas marcas de separación para dar la forma a la puntera.

Tejemos un punto y tejemos dos juntos, tejemos hasta que nos queden 3 puntos para el siguiente marcapuntos, tejemos dos juntos, tejemos 1 y empezamos una vuelta nueva que tejeremos de la misma manera.

En cada vuelta, habrá 4 puntos menos y tras tejer las 5 vueltas, nos quedarán sólo 6 puntos: 3 de la parte de arriba y 3 de la de abajo que procederemos a coser con grafting para que no se note demasiado la costura.

Para cerrar las zapatillas, sólo deberemos de coser la parte posterior de la zapatilla, por donde comenzamos a tejer y tendremos una zapatilla lista para el fieltrado.

Lógicamente deberemos de tejer dos piezas iguales.

Para el fieltrado: metemos las piezas en la lavadora, sin más.

Tras el proceso de lavado, procederemos a darle a mano la forma que deberían de tener pues se habrán quedado arrebujadas. Puede servir de ayuda, forrar su interior con papeles para que al secarse adquieran la forma deseada.

Una vez secas, podemos aplicar los adornos que más nos gusten, ya sean botones cosidos, lazos como en las de la imagen o incrustaciones de fieltro con aguja, al gusto.

Las de la imagen están tejidas con lanas de dos colores y llevan un lazo e incrustaciones de topitos de fibra con aguja.

El complemento ideal que os puede ser útil para este tipo de zapatillas: el látex líquido que podéis encontrar en este enlace en colores transparente, crema, negro, rojo y azul.

¿Os animáis?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *